✓ Entrega entre 4 - 10 días

✓ Entrega entre 4 - 10 días

Aceite de CBD para la migraña

Aceite de CBD para la migraña

Solo una persona que realmente ha padecido fuertes dolores de cabeza puede confirmar el sufrimiento que conllevan. El presente artículo trata sobre las posibilidades que ofrece el CBD para aliviar la migraña.

Existen distintos tipos de dolores de cabeza: cefalea tensional, sinusitis, cefalea por hipertensión (causada por una presión arterial alta), dolores de cabeza por diabetes, entre muchos otros. Y luego está la migraña.

Nada puede compararse con el dolor de un ataque de migraña. La migraña es básicamente el origen de todos los dolores de cabeza graves y puede causar toda una serie de síntomas como náuseas, mareo, visión doble, dolor ocular, vómitos y sensibilidad a la luz y al ruido. Las migrañas pueden presentarse con o sin aura y el aprox. 20 % de las personas que experimentan auras, sufren síntomas neurológicos focales como molestias visuales con puntos, líneas onduladas o visión borrosa que pueden incluso empeorar el ataque de migraña.

 

¿Existe un remedio para la migraña?

El mayor problema respecto a los muchos efectos secundarios desagradables de las migrañas es que no existe una cura real para la enfermedad.

En la última década, muchos medicamentos de prescripción disponibles en el mercado, como trazodona, propranolol, 5-HTP, flunarizina, nimodipina y papaverina, han sido recetados a pacientes con migraña, pero la verdad acerca de estos medicamentos es que solo alivian los síntomas. No tratan la causa principal de los ataques de migraña y, además, provocan muchos efectos adversos.

Sin embargo, parece que en los últimos años se ha encontrado una mejor opción. Investigadores y científicos han descubierto que el cannabis posiblemente sea la solución definitiva para los pacientes con migraña.

Según un estudio farmacológico, investigadores científicos sugieren que la frecuencia de los ataques de migraña ha disminuido significativamente entre los usuarios de cannabis. De los 121 pacientes observados, 103 informaron menos episodios de migraña. 15 pacientes afirmaron no notar ninguna diferencia respecto a su estado antes del uso de cannabis y solo 3 pacientes experimentaron un aumento en la frecuencia de sus ataques.

Los investigadores indican que al inhalar cannabis aumentan los efectos de los cannabinoides, más que al fumar o vaporizarlo, ya que a través de la inhalación llegan más rápido al torrente sanguíneo. Según Danielle Rhyne, doctora en farmacia, algunos pacientes incluso han comprobado que al inhalar cannabis puede reducirse la frecuencia de las migrañas de 15 ataques al mes a solo 1 o 2.

 

CBD para la migraña: no hay estudios, pero sí mucha investigación

Lamentablemente no se ha llevado a cabo un estudio similar al mencionado anteriormente sobre el CBD para tratar la migraña. No obstante, el periódico SFGate ha publicado un estudio que sugiere que el CBD podría ser efectivo para pacientes con migraña.

El hecho es que el CBD ha sido usado para aliviar migrañas desde los tiempos del Imperio Romano e incluso antes. En realidad, no es de sorprender, ya que el CBD ha demostrado ser un cannabinoide medicinalmente efectivo y sin efectos psicoactivos de ningún tipo. El CBD también tiene propiedades analgésicas, lo que resulta de gran beneficio para pacientes con enfermedades dolorosas, incluyendo dolores de cabeza. De modo que resulta lógico que el CBD sea efectivo aliviando migrañas, teniendo en cuenta que la migraña es fundamentalmente una fuerte cefalea tensional y que el CBD produce efectos calmantes y relajantes.

Las encuestas no son métodos científicos reconocidos como lo son los estudios clínicos, pero tampoco pueden negarse los resultados obtenidos de las encuestas del SFGate: más del 100 % de los sujetos afirmó que el aceite de CBD ha aliviado sus migrañas. Considerando que la migraña puede tener diversas causas dependiendo de cada paciente, los resultados fueron asombrosos.

Muchas personas se sienten obligadas a tomar fuertes medicamentos analgésicos para tratar su migraña, simplemente porque otras medicinas no han funcionado. No permitir a los pacientes con migraña dar una oportunidad al aceite de CBD podría considerarse incluso un delito. Y si se confirmara científicamente que el CDB reduce la frecuencia e intensidad de los ataques de migraña, sería un gran avance para el tratamiento del dolor.

 

¿Porqué el CBD podría ser una opción para pacientes con migraña?

Según el Tech Times, periódico estadounidense sobre tecnología, ciencia y salud, una investigación preliminar ha descubierto una conexión entre la aparición de migraña y la falta de endocannabinoides.

Los endocannabinoides son como los cannabinoides de las plantas, con la diferencia de que se producen en el cuerpo humano (endo significa “en el interior”). Ayudan a regular toda una serie de procesos internos, incluida la percepción del dolor.

En los 25 estudios realizados por el National Institute on Drug Abuse (NIDA, Instituto Nacional sobre el Abuso de Drogas) no se encontró ninguna evidencia de que el aceite de CBD produjera efectos adversos o perjudiciales en el cuerpo humano. La seguridad del CBD también fue confirmada en diciembre de 2017 por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

El CBD ha ido despertando cada vez más interés como opción de tratamiento natural para las migrañas.

Debido a la ilegalidad de la planta de cannabis y las estrictas regulaciones sobre sus productos derivados, como el CBD, la investigación sobre el uso del aceite de CBD es muy limitada. Aun así, estudios de laboratorio indican que el aceite de CBD puede aliviar todo tipo de dolores agudos y crónicos, entre ellos la migraña.

En 2017, un estudio de investigación sobre el cannabis y los cannabinoides revisó los efectos positivos del consumo oral de cannabis. En el transcurso de seis meses, 26 personas que tomaban medicamentos de forma excesiva recibieron ibuprofeno o nabilona como tratamiento oral para sus síntomas. El ibuprofeno es un analgésico de venta libre muy común, mientras que la nabilona es un medicamento de prescripción con cannabinoides sintéticos. Cada medicamento se utilizó durante ocho semanas consecutivas, seguidas de una pausa también de ocho semanas. Los resultados del estudio mostraron que el grupo que recibió el medicamento imitador de cannabis experimentó más mejoras en su salud y calidad de vida que el otro grupo. Es importante tener en cuenta que los investigadores evaluaron la combinación de los medicamentos, y no solo los efectos de los cannabinoides.

En 2016, una revista médica publicó un estudio sobre el uso medicinal de la marihuana para la migraña (es decir, cannabis con compuestos psicoactivos, pero que se utiliza con fines médicos). Los resultados mostraron que, de los 48 participantes, el 40 % informó de una disminución de sus ataques de migraña. La principal queja era la somnolencia que producía, mientras que otros participantes tuvieron dificultades encontrando la dosis adecuada para sus necesidades.

Ambos estudios evaluaron los efectos del cannabis sobre el dolor, pero no los efectos del aceite de CBD puro. Esto demuestra la necesidad de llevar a cabo más estudios sobre los efectos del aceite de CBD para la migraña. También son necesarios ensayos clínicos en humanos para comprender totalmente sus efectos y su potencial.

 

Aceite de CBD para la migraña: ¿realmente funciona?

La migraña es más fuerte que el dolor de cabeza habitual causado por estrés o alergias. Generalmente, un episodio de migraña dura entre 4 y 72 horas. Durante este tiempo, incluso las tareas más cotidianas pueden empeorar los síntomas, como la sensibilidad al ruido, a la luz, a los olores o a los movimientos.

Si bien los medicamentos ayudan a aliviar los síntomas temporalmente, sus efectos secundarios pueden llegar a ser preocupantes. Aquí es donde el CBD (cannabidiol) juega un papel importante.

El CBD es uno de los muchos compuestos activos en la planta de cannabis. Su fama ha ido creciendo en los últimos años y ahora es popular por sus propiedades naturales y terapéuticas.

¿Cómo funciona el CBD?

El CBD interactúa con células en el cerebro y en el sistema nervioso central a través de moléculas llamadas receptores cannabinoides (receptores CB1 y CB2).

Aunque todavía no se comprende totalmente la relación entre las células y estos receptores, se supone que su interacción afecta al sistema inmunitario.

Por ejemplo, en el cuerpo, el CBD se metaboliza convirtiéndose en anandamida, un endocannabinoide involucrado en el tratamiento del dolor. El cuerpo se desequilibra cuando no puede producir ciertas cantidades de anandamida y esto puede conducir a problemas en la regulación del dolor. De modo que altos niveles de anandamida en la sangre pueden reducir la sensación de dolor.

El CBD también tiene propiedades antiinflamatorias, lo que contribuye a reducir el dolor y otras reacciones hiperactivas del sistema inmunitario.

Como ya se ha mencionado, se requieren más investigaciones para comprender mejor cómo interactúa el CBD con el cuerpo y sus sistemas internos.

 

Cómo utilizar el CBD para la migraña

Si bien legisladores internacionales discuten hoy en día la legalización del uso del cannabis y de productos derivados, el uso médico de la planta de cannabis no es un descubrimiento nuevo.

Según el National Cancer Institute (NCI, Instituto Nacional del Cáncer), el cannabis ha sido utilizado como medicina durante más de 3.000 años para el tratamiento del dolor, de síntomas neurológicos y de inflamaciones.

Es habitual el consumo oral de aceite de CBD en forma de gotas o vaporizado. Esta vía de administración proporciona una dosis de acción rápida con escasos efectos secundarios, por lo que es la opción ideal para principiantes que buscan su propia dosis personal. Las formas más populares de tomar una dosis diaria de aceite de CBD son en gotas bajo la lengua, en cápsulas e incluso diluido en alimentos dulces.

Inhalar aceite de CBD vaporizado también puede ser beneficioso si estás sufriendo un fuerte ataque de migraña, ya que a través de la inhalación los cannabinoides llegan rápidamente al torrente sanguíneo. Esto permite a los receptores que ayudan a regular el dolor a reaccionar con mayor rapidez.

Actualmente no existen instrucciones de dosificación oficiales para el consumo de CBD para la migraña. Según análisis, se recomienda una dosis diaria de entre 2,5 y 20 mg de CBD para dolores crónicos.

Si nunca antes has tomado aceite de CBD, te recomendamos comenzar con la dosis más baja posible y aumentarla gradualmente hasta que sientas los efectos deseados. El aumento suave y progresivo de la dosis durante unas pocas semanas permitirá a tu cuerpo adaptarse a la acción del aceite y reducir cualquier efecto secundario incómodo.

 

EFECTOS SECUNDARIOS Y RIESGOS

Los efectos secundarios del aceite de CBD son escasos y leves. Esta es la razón principal por la que muchas personas eligen el aceite de CBD en vez de medicamentos de prescripción para aliviar el dolor. Sin embargo, algunos efectos secundarios que pueden producirse son mareo y flojedad intestinal.

El riesgo de que aparezcan efectos secundarios a menudo depende de cómo se ingiere el aceite de CBD. Por ejemplo, inhalar el vapor puede causar irritación en los pulmones y posiblemente provocar tos crónica, jadeos o dificultades al respirar. Si sufres asma u otra enfermedad pulmonar, vaporizar el aceite de CBD probablemente no sea la mejor opción para ti.

La falta de estudios sobre los beneficios del aceite de CBD también refleja la falta de conocimiento sobre sus posibles efectos secundarios. Si no estás seguro de los posibles efectos secundarios y de cómo tu cuerpo reaccionará, te recomendamos que consultes a tu médico.

¿El CBD puede “colocar”?

El aceite de CBD se extrae del cáñamo, que contiene cantidades ínfimas del compuesto psicoactivo del cannabis, el tetrahidrocannabinol (THC). Esta sustancia sí que tiene efectos psicotrópicos.

El CBD, además de no ser psicoactivo, tiene propiedades anti-psicoactivas. Por lo tanto, aunque tomes un producto que contenga tanto THC como CBD, el CBD neutralizará los efectos del THC, según estudios de Project CBD (organización sin ánimo de lucro de California que se dedica a promover y publicitar la investigación sobre los usos medicinales del CBD y otros compuestos del cannabis). Esta es una de las múltiples razones por las que puedes elegir el aceite de CBD de forma segura.

 

Consulta a tu médico

Para que el aceite de CBD sea reconocido generalmente como una opción de tratamiento convencional para pacientes con migraña es necesario comprender totalmente cómo actúa y sus efectos secundarios. No obstante, si crees que esta podría ser una posible solución para ti, merece la pena hablar con tu médico, ya que puede aconsejarte en cuanto a la dosificación, así como respecto a posibles temas legales.

Si finalmente decides darle una oportunidad al aceite de CBD, considéralo como lo harías con cualquier otro tratamiento para la migraña. Tal vez pase cierto tiempo hasta que notes algún efecto y quizá debas ajustar la dosis a lo largo del tratamiento. Es importante que escuches a tu cuerpo y que le des tiempo para recuperar su equilibrio natural.