Envío gratis ✓ Entrega entre 2 y 5 días

Envío gratis ✓ Entrega entre 2 y 5 días

Aceite de CBD para aliviar el estrés

  • 5
    Shares

Aceite de CBD para aliviar el estrés

Por desgracia, el estrés es una afección muy común hoy en día. Cuatro de cada diez españoles (el 42 % de la población) ha sufrido estrés con frecuencia en el último año y esta tendencia seguirá aumentando.

Un día ajetreado y un ambiente laboral exigente a menudo ejercen en nuestro cuerpo y nuestra mente mucha presión y nos hacen sentir desbordados. La presión física y emocional puede controlarse puntualmente, pero si te fuerzas (o te fuerzan) demasiado durante mucho tiempo, puedes desarrollar un estado de alerta crónico. Este estado mental es el que conduce al estrés.

 

¿Qué es el estrés?

El estrés no es simplemente tensión y preocupaciones. De hecho, el estrés a corto plazo es bastante natural, ya que en realidad se trata de una reacción biológica innata para mantenernos con vida. Por ejemplo, si nos sintiéramos amenazados por un león hambriento, nuestro organismo liberaría la hormona del estrés llamada adrenalina que nos ayudaría a correr lo más rápido posible para salvarnos.

En el mundo actual, raras veces vemos leones hambrientos, ni siquiera en el zoo. Así que, ¿por qué hay tantas personas continuamente estresadas?

El estrés puede ser un medio para expresar muestro talento y nuestros impulsos, o bien para buscar y conseguir la felicidad. Pero, en caso de persistir, el estrés también puede hacernos sentir exhaustos y ser la causa de graves enfermedades. Según estudios realizados en el Reino Unido, el estrés laboral le cuesta al país aproximadamente 6,5 mil millones de libras cada año. En España, seis de cada diez trabajadores afirman sufrir estrés laboral y el 30 % de las bajas laborales son causadas por el estrés. Parece que la sociedad actual nos ha puesto en constante estado de ansiedad y puede que la creciente necesidad de sentirse socialmente aceptado y reconocido (por ejemplo, debido a las redes sociales) sea un motivo de ello. También los cambios en nuestra alimentación en los últimos cien años deben estar relacionados con el continuo aumento de los niveles de estrés que se sufre en general.

 

Estrés y alimentación

En el Reino Unido, el cannabis fue prohibido hace 90 años. Cuando la planta desapareció de los campos, también desapareció de nuestra alimentación. Los granjeros solían alimentar al ganado con cáñamo y al prohibirse el uso de cualquier producto relacionado con el cannabis tuvieron que buscar otro tipo de alimento. Este simple hecho es un ejemplo de cómo la eliminación del cáñamo ha podido influenciar el aumento del estrés.

El cáñamo contiene más de 113 cannabinoides, compuestos activos con una gran variedad de propiedades beneficiosas. Antes de su prohibición, el cáñamo formaba parte de nuestra dieta, tanto al usar su aceite y sus semillas para cocinar como al comer la carne de los animales alimentados con él. A través de la alimentación, conseguíamos los ingredientes activos del cáñamo, incluyendo el cannabidiol (CBD).

EL CBD es un cannabinoide que no produce efectos narcóticos, en comparación con el cannabinoide más conocido, el THC. De hecho, el CBD actúa en contra de los efectos psicoactivos del THC neutralizándolos, por lo que también puede aliviar la ansiedad, la depresión, el dolor, los calambres y el estrés. El cáñamo contiene grandes cantidades de CBD y el THC es prácticamente inexistente.

Es posible que podamos frenar y reducir el impacto negativo que produce el estrés en nuestra sociedad y salud reintroduciendo el CBD en nuestra alimentación diaria.

Artículos relacionados:
Aceite de CBD para problemas de sueño
Aceite de cannabis con CBD para la depresión

 

¿Cómo puede el CBD reducir el estrés?

Según estudios científicos e informes de personas que usan CBD, este beneficioso cannabinoide puede ayudar a tratar e incluso reducir el nivel de estrés de pacientes con estrés crónico, ansiedad o trastorno de pánico. Su efecto calmante ayuda a tratar distintos tipos de estados mentales agotadores como el miedo, la depresión y el estrés.

En el cerebro, el CBD se conecta con nuestros neurotransmisores monoamina y estos producen entonces las sustancias químicas de señalización encargadas de estimular la producción y liberación de hormonas vitales en nuestro torrente sanguíneo. Estas hormonas son la dopamina, la serotonina y la norepinefrina, entre otras, y tienen un papel muy importante en el control de los niveles de ansiedad.

El CBD también regula la actividad de los receptores en el cerebro ayudando así a controlar el mecanismo orgánico que necesitamos para equilibrar nuestras reacciones emocionales. De modo que el aceite de CBD no es solo un suplemento alimenticio para aliviar la tensión habitual de la vida diaria, sino que también es un poderoso compuesto para aquellos que sufren estrés crónico. Muchas personas que han probado el CBD nunca hubieran pensado que la naturaleza, y especialmente una única planta, podría tener tantas propiedades beneficiosas para tantos problemas de salud y enfermedades distintas.

Una dosis diaria de aceite de CBD es particularmente beneficiosa para aquellas personas que sienten que su elevado nivel de estrés les impide llevar una vida normal. Si sufres estrés debido a problemas matrimoniales, presión económica, un trabajo muy exigente, asuntos familiares u otros problemas emocionales, el CBD podría ser la solución natural que necesitas.

Nadie puede evitar completamente el estrés, pero si sientes que tu nivel de estrés está interfiriendo en tu vida diaria (por ejemplo, si reaccionas exageradamente frente a situaciones sin mayor importancia como cuando pierdes el bus o cuando se te quema la comida), una pequeña dosis de aceite de CBD puede ayudar a calmarte y tener un mejor día sin que tus preocupaciones te controlen.

 

El CBD y tu salud: los beneficios del aceite de CBD

El estrés no es una enfermedad en sí misma, sino que a menudo se presenta como síntoma de una enfermedad subyacente. El CBD ayuda a aliviar el posible problema médico que causa estrés. Cada vez son más las personas que sufren un trastorno de ansiedad en algún momento de su vida, como trastorno de pánico, fobia social, TOC, entre muchos otros. Los efectos calmantes del aceite de CBD son beneficiosos para todas ellas.

El aceite de CBD es un suplemento alimenticio natural y seguro, cuyos efectos relajantes contribuyen a reducir el riesgo de desarrollar estrés crónico. También ayuda a aliviar otros trastornos mentales como el trastorno de estrés postraumático (TEPT) o el trastorno obsesivo-compulsivo (TOC), así como los efectos perjudiciales que estas enfermedades pueden provocar en la salud física.

Gracias a sus propiedades analgésicas y calmantes, el aceite de CBD alivia el estrés emocional causado por otras enfermedades. Por ejemplo, los diabéticos pueden sentir ansiedad por miedo a sufrir un shock insulínico y no poder disfrutar con tranquilidad de un cumpleaños familiar lleno de golosinas. O personas con cáncer pueden sentir pánico al pensar en el deterioro de su salud, la gravedad de su enfermedad o la incertidumbre respecto a su futuro.

El CBD funciona como un botón de stop mental y, gracias a sus efectos calmantes, ayuda a gestionar mejor las situaciones de ansiedad, pánico y estrés, y sin producir efectos secundarios.

 

El CBD y la ansiedad

La ansiedad es un trastorno que con frecuencia causa estrés. Los síntomas de la ansiedad activan en el cuerpo un constante estado de máxima alerta llevándolo más allá de sus propios límites. El CBD evita que la mente presione al cuerpo hasta el punto de agotamiento total reduciendo tanto los síntomas como los efectos perjudiciales que causa la ansiedad.

Estos son algunos de sus síntomas: dificultad al tragar, mareo, boca seca, latidos cardíacos acelerados, letargo, dolor de cabeza, falta de concentración, irritabilidad, dolor muscular, tensión muscular, náuseas, nerviosismo, respiración acelerada, sudoración excesiva y piel irritada. Tal y como han demostrado varios estudios científicos, el CBD calma los nervios y alivia los síntomas de la ansiedad gracias a sus propiedades calmantes y antiinflamatorias, entre muchas otras.

Así que el aceite de CBD puede ayudar a muchas personas a prevenir los daños de las crisis emocionales. Estas son muy buenas noticias, ya que la mayoría de la gente vive con altos niveles de estrés y ansiedad durante muchos años antes de recibir un diagnóstico, lo que puede provocar muchos problemas de salud física. Cuanto antes controles tu nivel de estrés y sus efectos negativos, más tiempo tendrás para poder mantener una buena salud. El aceite de CBD te ayuda a controlar tu nivel de estrés y previene el impacto negativo que puede tener en tu vida, salud y mente.

Artículos relacionados:
Cómo utilizar aceite de CBD – una guía para principiantes
Instrucciones de dosificación del aceite de CBD

 

Consulta a tu médico

Aunque el uso de aceite de CBD no conlleva ningún riesgo de sufrir efectos secundarios, puede ser de ayuda hablar con tu médico antes de comenzar con el tratamiento. Esto se recomienda sobre todo porque todavía no se sabe con seguridad cómo el CBD podría afectar la absorción de otros medicamentos. Si ya estás tomando un medicamento para el estrés, la ansiedad u otro problema de salud, te recomendamos que consultes a tu médico.

Por otro lado, es posible que tu médico te diga que todavía no hay pruebas suficientes que confirmen al cien por cien que el CBD realmente funciona. Pero recuerda: tú podrías ser la prueba que se necesita. En cooperación con tu médico, podrías contribuir a promover más investigaciones sobre los beneficios del CBD y tu médico podría ayudarte a encontrar la dosis de aceite de CBD adecuada para ti.

El uso de CBD es legal en la mayor parte del mundo siempre y cuando sea un derivado del cáñamo. De modo que no necesitas una receta médica para comprar aceite de cáñamo con CBD. Si no estás tomando ninguna medicación, te aseguramos que una dosis diaria de aceite de CBD solo podrá hacerte bien, tanto para tu cuerpo como para tu mente.